• Paulina Gil

#BellezaConAlas: El Gancho Que Te Engancha




Hola Beauties,

Soy Marisa Gallardo, mi especialidad es deshacer nudos mentales y emocionales. Estoy absolutamente convencida de que la belleza es más que un físico, un peso, una talla, un peinado, un maquillaje o una prenda de moda. La belleza es un estado de conciencia, una forma de entender, observar e interpretar el mundo. Ya no podemos negar que lo que sucede en nuestro interior tiene un impacto que se refleja en nuestro exterior. Nuestros pensamientos, creencias y emociones juegan un papel determinante en nuestra salud mental y física. Por esta razón, estoy muy entusiasmada de formar parte de este espacio en donde te compartiré letras en forma de artículos y relatos que te invitarán a hacer un viaje a tu interior para hacer introspección y con ello una reflexión que te permita contactar con tu sabiduría interna.

A veces olvidamos que somos más que una cabeza, con tronco y extremidades.

Atendemos el físico con obsesión y nos criticamos sin compasión.

Buscamos remedios instantáneos, fórmulas mágicas, pócimas y recetas para no envejecer.

Quizás el peinado, la ropa y el maquillaje ocultan nuestras inseguridades, pero el miedo sigue ahí impidiendo nuestro avance.

Ocultar no significa desaparecer y hasta que no comprendamos que la belleza proviene de la aceptación, no experimentaremos una transformación que vaya más allá de un simple cambio de imagen. Recordemos que: "Quien ordena su mente ordena su mundo".

A continuación te dejo estas “letras con alas” deseando que te inspiren y te impulsen a volar...

El gancho que te engancha


Si tus vivencias y experiencias del pasado te han llevado a creer que la vida es una especie de campo minado en la que hay que caminar con mucho cuidado y en total estado de alerta vigilando cada paso, entonces es probable que hasta el día de hoy siga siendo la defensa el estado constante de tu apariencia y el ataque y la reacción tu principal forma de interacción. El gancho que te engancha surge de la manera que tienes de entender y ver el mundo que te rodea, pero sobre todo se alimenta de los pensamientos de miedo y carencia que cuando les das volumen te atormentan y ciegan.


Años de programación mental sustentada en el dolor y el temor llevan a tu cuerpo a la adicción constante de perder la razón y a creer que tu mente no tiene otra elección más que el estallido de ira en forma de explosión.


Sin embargo, el gancho que te engancha puede empezarse a desvanecer si haces una pausa para oxigenar todo tu ser. El secreto está en crear un espacio que te aleje de la reacción y te lleve a la reflexión que sin duda es la antesala a una buena solución. Éste es el comienzo para romper con años de comportamiento automatizado que entrenan al ojo a ver lo no funcional a buscar culpables y supuestos contrincantes.

Si eliges sacar lo que te funcione de cada situación, entonces comenzarás a percibir todo con mejor color, dejarás de enganchar tu energía a cosas que la debilitan y entenderás que la paz es un estado mental que comienza con una decisión y se sustenta en crear espacios de silencio y reflexión.


XX

- Marisa Gallardo

Imagen Vía: asuntosdemujeres.com

1.jpg

INSTAGRAM

LO MÁS NUEVO