• Hildelisa Beltrán

Samadhi Zendejas: "La Belleza Real Está En Los Valores Y Los Ideales"


Llegó nuestra edición más real y esperada del año. En Beautyjunkies promovemos, apoyamos y respetamos la verdadera belleza. Cada año buscamos a alguien que sea perfecto para transmitir este mensaje con ustedes, beauties. Nada nos emociona más que tener a la increíble @samadhiza. Es amiga de Beautyjunkies desde hace tiempo y sabíamos que era PERFECTA para este número tan especial. El resultado son unas fotos divinas, pero el reto de aceptar mostrarte tal cual eres, sin una gota de maquillaje, sin nada en el pelo y completamente vulnerable, es de total admiración.


Esto es una invitación a ustedes, beauties. Un recordatorio de que todas tenemos imperfecciones, inseguridades y muchas cosas que nos hacen únicas. Aprendamos a ser felices con quienes somos. Seamos auténticas y mantengámonos fieles a nuestros valores e ideales. Al final, todas somos especiales e irrepetibles. No se pierdan la entrevista completa, de verdad, estamos muy orgullosas de @samadhiza y del resultado. ¡Arriba las pestañas!


Fotografía: David Franco

Samadhi: La verdad es que tenía un poco de miedo, esté año ha sido de mucho enfrentamiento con inseguridades. Empecé con un tema hormonal que le pude compartir a mis seguidoras arrancando el año, en el cual no tenía control de lo que me estaba pasando, al final del día son hormonas y entonces en el momento que me invitan a hacer la portada, los pensamientos que inundaban mi mente eran cosas como “ No sé, si sea el momento adecuado, no sé si soy mi mejor versión” “Quiero que la gente vea algo real pero algo bonito y este tema ha sido algo muy fuerte para mi entonces aunque no estaba segura, decidí acceder y enfrentar esa incertidumbre que conllevaba hacer la portada”


Entonces, platicando paso a paso cómo se llevó a cabo la sesión de fotos, me salí de bañar y me fui directo al llamado y así como estaba comenzamos a tomar las fotos. Cuando vimos el resultado final fue muy bonito y reconfortante. Me dí cuenta que no necesito más, en realidad no necesito maquillaje para sentirme bien conmigo. Todo eso para mi, fue un proceso de amor propio, sobre todo porque estoy muy acostumbrada a usar maquillaje y me encanta estar súper linda en las sesiones de fotos, cosa que en esta ocasión fue completamente diferente.


Cuando ví las fotos, me aplaudí a mi misma, pensé “bien que lo hiciste, bien que te atreviste, bien que se te vean algunas marcas en el cuerpo y bien que se te vean algunas marcas en la piel” porque todos tenemos momentos en los que no nos sentimos completamente seguras de cómo nos vemos y cuando uno ve algo tan real, lo agradece ¡Ya quiero que vean mis fotos y compartir este bonito resultado!


Fotografía: David Franco

Hildelisa: Nunca es el momento perfecto pero siempre es el momento perfecto y una vez que das el paso, eres imparable. Si te puedes mostrar ante el mundo como en realidad eres, frente a millones y millones de personas ¿Qué más puedes hacer? Te quitaste todo, maquillaje, ropa, TODO y mostraste al mundo a la verdadera Samadhi que llevan siguiendo y con quien han conectado tanto tiempo y es un mensaje super poderoso.


Empecemos ahora sí con la entrevista: ¿Cómo defines la belleza real?¿Qué significa para ti?


S: Si te soy sincera, para mi ha sido una lucha constante y sobre todo porque tengo polos opuestos. Hay veces que quiero verme divina y lucir como aquellas que protagonizan los posts que me salen en redes y hay otra parte de mi que sabe que es imposible quedar idéntica a las mujeres que estoy constantemente viendo porque soy otra persona. Entonces estoy cambiando entre esas dos versiones de mi.


H: Claro, uno de los peores errores que cometemos es que nos comparamos con todo aquello que vemos en Instagram, en revistas impresas, en anuncios, en revistas digitales y es imposible, compararse con algo que no existe es agotador, pero a veces perdemos el piso.


S: A mí me pasa mucho cuando hago audiciones, porque de repente me pasa que estoy en los castings y pienso que me gustaría ponerle filtro, cosa que es imposible. Pero, si regresamos al tema, mi belleza real va de la mano con la parte auténtica no sólo físicamente sino también con mis ideales, mi manera de pensar y los valores que defiendo. Y creo que es algo que se ha perdido en las últimas fechas, pero para mi eso es lo que implica la belleza real.


Fotografía: David Franco


H: Y hablando de compararnos con personajes y personalidades que vemos en Instagram ¿Qué estándares de belleza consideras importantes para romper?


S: Yo siempre quería cambiar quien era, sentía que no entraba en esos estereotipos de estatura, complexión, tono de piel, color de ojos. La mujer perfecta mide 1.70 mts es blanca, rubia y de ojos claros, en resumen todo lo contrario a mi. Y por eso cuando llegan oportunidades como hacer esta portada a mi vida, claro que me empoderan y reafirman que dichos estereotipos no pueden estar más lejos de lo que es la belleza real. Hoy te puedo decir que me pongo un traje de baño y aunque sé que no tengo el cuerpo perfecto, me siento muy sexy. Tengo la dicha de rodearme de mujeres que defendemos los apapachos que tiene que darse uno mismo para sentirse bien y creo que también eso ha contribuido a romper los esquemas dentro de los cuales encasillamos lo que considerábamos bello.


H: Hablando de tu carrera. ¿Qué momento podrías decir que representó un antes y un después en tu vida?


S: Mi primer protagónico, definitivamente haber hecho a Jenni Rivera en Mariposa de Barrio cambió mi vida. Todo empezó cuando mi hermano estaba por audicionar para la serie y yo nada más, por hacerle réplica, mandé mi audición. De repente, pasaron los días y me hablan diciéndome que había conseguido un callback o una segunda audición. Yo no tenía ni idea del personaje para el cual estaba audicionando, pero claro que esto no evitó que me pusiera nerviosa. Recuerdo que me arreglé, me puse linda y vestí mi vestido favorito.


Al llegar, el director de casting me pidió que cantara y si te soy honesta, yo no sé cantar, me armé de valor y canté una canción de Moderatto, terminando la canción fue que por fin me enteré que estaba audicionando para el protagónico. Por supuesto que salí de ahí apanicada. Incluso recuerdo que saliendo, no ví una puerta de cristal y me estampé con ella.


A los 15 minutos me hablaron y me dijeron que me querían para el papel pero que necesitaba subir de peso, contrario a lo que yo siempre pensé que pasaría. Siempre creí que el día que consiguiera un papel importante, iba a tener que bajar de peso por todos los estereotipos de belleza que comentábamos anteriormente, y en esta ocasión fue al revés. Me dijeron que tendría que cambiar mis hábitos alimenticios para subir de peso y que mientras más subiera, mejor. Claro que no me costó nada de trabajo, amo la comida y es una de las cosas en esta vida que más disfruto.


Yo estaba muy feliz y muy agradecida por la oportunidad que se me estaba presentando. Y claro que entre la emoción e ilusión, lo que menos me importaba en ese momento eran los estragos que iban a tener estas conductas en mi cuerpo. Claro que empiezo a subir de peso, y me doy cuenta poco a poco que los jeans ya no me quedaban, mis cachetes crecían y que al final del día, mi cuerpo estaba cambiando. Y aunque ciertas inseguridades volvieron a surgir, para mi lo importante era el papel y lo que esto representaba.


Fotografía: David Franco


H: Haces la serie, le va super bien, catapulta tu carrera ¿Cómo viviste después de estos cambios el reencontrarte de nuevo con tu cuerpo después de tanto cambio?


S: Cuando terminó la serie y antes de que se estrenara, yo no sabía cómo le iba a ir, ni cómo lo iba a recibir la gente. Lo que yo sabía es que había tenido un protagónico que había levantado muchas emociones en mí, tanto positivas como negativas y porqué no decirlo, muchas inseguridades también. Meses más tarde, me hablaron para ofrecerme otro papel, que era completamente diferente al cual acababa de interpretar.


Me pidieron que bajara de peso, que me rapara la cabeza y que entendiera que este nuevo personaje formaba parte de la comunidad LGBT+ y con un carácter gay. Claro que accedí y esto representó un reto para mi y me forzó a entrar en un régimen alimenticio muy estricto. Todo esto, reconociendo que nunca iba a ser la Samadhi que quería ser diminuta, slim y pesando tan sólo 40kg. Hoy te puedo decir que llevo meses sin subirme a una báscula, meses que me veo y pienso “Que bien me veo hoy” más allá de los números y los kilos de más o de menos.


H: A pesar de los éxitos, te siento una mujer muy aterrizada y muy centrada en tu trabajo, muy consciente y con los pies bien en la tierra ¿Cómo viviste este éxito? Y ¿Cómo viviste el cambio tan radical de estar sin trabajo a este éxito televisivo?


S: La verdad, todavía no me lo creo. Cuando voy a comer o voy por las calles y alguien me reconoce, me llena de sentimiento. A mi siempre me ha costado relacionarme y hacer amigas, porque creo que no me encontraba, seguía buscando quién era Samadhi. Entonces, fue algo que anhelaba tanto que me hace sentir querida y que siento como un apapacho, más allá del ego y más allá del bluff, es hermoso saber que hay gente que conecta conmigo y a través del canal o personaje que sea.



Fotografía: David Franco

H: Hablando de canales, queremos saber ¿Cómo vive Samadhi las redes sociales?¿Qué mensaje quieres compartir?


S: Para mí, el poder estar en contacto con personas de todo el mundo, me quita ese sentimiento de soledad. Ser actriz es una carrera muy solitaria y creo que el hecho de que la gente te escriba y tenga la oportunidad de contestar y escribir, hace que la relación con mis seguidores sea más cercana e íntima.


Trato de que sea lo más real posible en el sentido de no compartir únicamente lo bueno, sino por el contrario, platicarles también cuando me siento triste aunque no sea con lujo de detalle pero sí mostrando también esa faceta de mi. Aunque he de admitir que como buena actriz, soy muy sensible y por lo mismo muy sentida, incluso es algo que platico con mi terapeuta. Soy muy emocional, recuerdo que cuando era niña y algo malo pasaba, hacía berrinche y mi mamá me decía que guardara esos dramas para cuando me convirtiera en actriz… y se le hizo, me convertí en actriz, en donde justamente puedo hacer uso de ese lado sensible.


H: ¿Qué es lo que piensas en esos días que no tienes motivación? ¿Qué te hace levantarte aquellos días en los que te sientes apagada o triste?


S: El saber que voy a hacer cosas que me apapachen, trato de hacer pausas y tener mis ratos de descanso. Si me sincero contigo, pasé por una etapa de ansiedad y de depresión en los que no quería hacer nada, ni ver a nadie y tenía trabajo. La ansiedad y la depresión no tienen nada que ver con cómo te vaya en tu carrera. Me estaba yendo bien, tenía trabajo pero me cuestionaba ¿Qué tanto valía la pena lo que estaba haciendo? ¿Estoy avanzando hacia mis objetivos? ¿Es esto lo que en realidad quiero?


Comencé a apapacharme y tener pequeños detalles conmigo misma. Empecé a arreglarme para mi, a poner música y hacer ejercicio para sentirme bien, comencé a ir por masajes para relajarme. Y aunque a ratos cuesta trabajo, me acerqué a la gente que más quiero. He aprendido a pedir esos apapachos que muchas veces por orgullo no pedimos.


H: Retomando este tema de la ansiedad y depresión ¿Cómo buscaste la solución para salir de ese lugar oscuro donde estabas?¿Cuándo te diste cuenta de que tenías depresión y ansiedad?


S: Empecé a dejar de ser yo misma. Deje de hacer aquellas cosas que tanto disfrutaba. Y terminé muchas de una manera distinta a la que yo quería, sin cumplir con las expectativas que yo tanto esperaba y al no lograrlo era muy dura conmigo misma y estaba muy decepcionada de alguna manera. Fue entonces, que decidí ir a terapia y mi mejor amiga me recomendó a mi terapeuta actual, con quien estoy super contenta y quien me enseñó a soltar y entender que no todo va a salir siempre como quiero que salga. Estoy en ese proceso todavía.


H:¿Cómo mantienes un balance entre tu trabajo y tu vida laboral? Porque entiendo que eres super familiar, de estar en tu casa y con tus amigos


S: La comida es mi clave, es broma. La verdad es que me encanta salir a comer los domingos con mi familia, me doy el tiempo de pensar a donde ir y me encanta la sobremesa con cafecito y buena conversación. Trato de pasar mucho tiempo con mi hermanos, con mi mamá y mi casa es mi templo con mi propio gimnasio y todo lo que necesito lo tengo ahí, es mi templo de verdad.


H: ¿Cuál es tu mayor reto y meta como actriz?¿Qué te ves haciendo?


S: Mi mayor reto es poder hacer un personaje en el que nadie me reconozca, que sea tan distinto a mí tanto física como psicológicamente, que la gente cuando lo vea piense ¿Esa es Samadhi? ¡No te creo! Un personaje que me represente un reto para mi.


Y por otro lado, mi meta más grande es hacer un proyecto en Hollywood, la verdad. Estoy buscando hacer papeles en Estados Unidos, en Inglés y estoy constantemente preparándome para que cuando la oportunidad se presente, estar lista.


H: ¿Qué le dirías a las personas que están allá afuera que no se sienten suficientes y que sienten que no cumplen con las expectativas o estándares de la sociedad ya sea personalmente o profesionalmente? Aquellas que te siguen desde hace años o que apenas te están conociendo


S: Para mi hay algo muy importante, no puedes poner tu futuro en las manos de quien tienes enfrente, no puedes poner tus metas en la voz de quien tienes enfrente. La única persona de quien depende tu futuro es de ti mismo. Creo que muchas veces estamos más pendientes de la opinión que tienen los demás de aquello que hacemos, que de la opinión que tenemos nosotros mismos de nuestro trabajo. Cuando me atreví a ser mi versión más auténtica y hacer lo que a mí me gustaba, fue cuando empecé a despegar y mucho tiene que ver con la intuición.


También creo que hacemos caso a la opinión de la gente incorrecta muchas veces. Hace poco escuché que es importante no hacer caso a las críticas constructivas de quien no ha construido nada y no puedo estar más de acuerdo. Y aunque a muchas personas no les va a gustar, quien tiene el control eres tú y es importante seguir esa corazonada.


Puede que a veces parezca cerrado, pero seguir tus ideales es muy importante en lo que sea que hagas. Voy a confesar algo, yo no hago escenas de sexo y es porque no va conmigo, para mi es algo muy íntimo que quiero compartir con quien yo lo decida nada más y aunque hay quienes digan que para ser una gran actriz es necesario un desnudo completo, yo pienso diferente y lo sostengo.


H: ¡Samadhi! Te agradezco de todo corazón esta conversación, me dejaste con el ojo cuadrado y entiendo perfectamente esa conexión que siente tu audiencia y por eso estoy segura que eres tan exitosa.



#EnPortadaBJMX



BANNERVERTICAL2022.jpg

INSTAGRAM