• Hildelisa Beltrán

Mariana Zaragoza: "Tu Prioridad Eres Tú"



Beauties, ya saben que sin belleza interior, salud física y mental no existe la belleza real. No podíamos pensar en alguien mejor que nuestra adorada, Mariana Zaragoza, para hablar del tema. Estamos felices de tenerla por segunda vez en la portada de @beautyjunkies. Y es que es IMPOSIBLE no amarla y conectar con cada palabra que sale de ella. Además de una sesión fotográfica increíble para este editorial de beauty, platicamos a fondo sobre su carrera, la situación que vivió en Nueva York, su nueva faceta como actriz, empresaria y restaurantera.


No puedes perderte nuestra edición de Agosto por muchas razones. La primera, @mariana_zaragoza se ve espectacular con las nuevas tendencias de belleza y transmite pura buena vibra. La segunda, tienen que escuchar su historia. Quizás y más lectoras de las que pensamos conectan con las verdades que nos reveló sobre la industria del modelaje, la alimentación, la soledad y mucho más. Si algo aprendimos de Mariana es que siempre tu prioridad debes de ser TÚ.

Hildelisa: Hoy estamos celebrando que Mariana es la protagonista de nuestra portada de Agosto en Beautyjunkies. Nos da muchísima ilusión, sobre todo porque la hemos visto crecer y convertirse en la mujer que es hoy: Top Model, emprendedora y actriz. Bienvenida Mariana ¡Qué gusto tenerte por aquí!


Mariana: ¡Muchas gracias por invitarme! Me siento super privilegiada de poder volver a ser parte de un proyecto tan padre.


H: Dominamos tu carrera, lo que has hecho y lo talentosa que eres. Yo te conocí en 2016 en el backstage de un desfile en París cuando eras sólo una niña de 16 años. Una niña preciosa que iba acompañada de su mamá, de quién también me hice súper amiga; Y desde entonces supe que ibas a hacer cosas enormes porque además de tener mucho talento, tienes una actitud impresionante, cuéntanos un poco más de tu trayectoria Mariana, para que las beauties que todavía no te conocen, sepan un poquito más de ti…


M: Yo no tenía nada que ver con la moda, no crecí en un ambiente artístico, ni en una familia que tuviera algo que ver con la moda. Soy de Guadalajara y empecé a modelar porque cuando tenía 14, me encontré a un chavo en un estacionamiento que me dio una tarjeta y me preguntó si quería ser modelo. Desde entonces me entró la cosquilla. En ese entonces era muy alta y muy delgada, no sabía si tenía el talento pero por lo menos las cualidades físicas, sabía que sí. Después me enrolé con otra agencia, me metí a cursos con mi prima como hobby y por diversión.


Empecé haciendo cositas chiquitas para diseñadores locales de Guadalajara, para escuelas y poco a poco proyectos más grandes dentro de México. Pero fue hasta 2016, cuando cumplí 16, que empecé con trabajos un poquito más grandes a nivel internacional, ya que esa es la edad mínima para trabajar fuera, y fue la primera vez que viajé a Nueva York.

Top: @zara / Aretes: @ingratafortuna / Collares: @alexandrasilvajewelry

H: ¿Cómo das el gran salto a un nivel Internacional?


M: Es muy chistoso, como yo no tenía idea de cómo se movía el mundo de la moda y el medio, toda mi carrera se me fue dando de manera muy orgánica. Estuve en el momento correcto, en el lugar correcto, con las personas correctas y se me fueron presentando distintas oportunidades.


En una ocasión vine a Ciudad de México de vacaciones, cuando tenía 15, porque tenía tíos aquí. Me aburrí, le escribí a mi agente avisándole que estaba en la ciudad y tenía tiempo libre, me dijo que había castings para una agencia y fuí. Me dijeron que les había gustado pero que no tenía la edad suficiente para entrar con ellos. Un año más tarde, me escribieron de ahí mismo diciéndome que les había gustado mucho y que ahora que tenía edad suficiente querían que fuera parte de su equipo. Así arranqué, me fuí a Nueva York a hacer unas fotos para tener un book y participé en mi primer desfile que fue de Proenza Schouler.


En este viaje a NYC fuí con mi mamá y pensamos que iba a ser la única ocasión en la que íbamos a viajar por este trabajo. Hicimos todas las cosas turísticas que uno hace en Nueva York, fuimos a la estatua de la libertad, Times Square, etc. Me acuerdo que me hablaban para hacer fotos e incluso me enojaba porque yo era una niña que era quería descubrir y gozar de la ciudad como si fuera una vacación.


Ahí tuve que posar para hacer unos “looks” para distintos diseñadores que yo no conocía, entre ellos: Proenza Schouler. Para quienes no saben, “hacer looks”, básicamente consta de ser un maniquí viviente. Los diseñadores te ponen a posar y te van probando las piezas de una colección a medida de que la van haciendo, son el tipo de trabajos que empiezas haciendo como modelo, no es lo más divertido pero es donde tienes que empezar.


Creo que en esa experiencia les caí bien, hicimos buen bonding. Sintieron mis nervios, era mi primer trabajo y no tenía idea de si lo estaba haciendo bien o no, yo solo estaba echándole todas las ganas del mundo pero al mismo tiempo con una actitud bastante tímida e insegura. Me acuerdo que ni siquiera estaba segura si podía agarrar de la comida del famoso “catering” que siempre llevan, no sabía si me iban a cobrar o qué. Era toda una novata pero traía toda la actitud y ganas de hacer las cosas bien, entonces eso les gustó. De ahí fue que me contactaron para que hiciera en exclusiva su desfile en NYFW.


Top: @prada / Aretes: @prada / Producción: @troop

H: Cuéntanos ¿Qué significa “exclusiva” y por qué es un big deal?


M: "Exclusive” significa que no puedes hacer ningún otro desfile más que el del diseñador que te contrató como exclusiva, pero únicamente en la ciudad en la que se presenta dicho diseñador. Es como si fueras suya. Por otro lado también existe “worldwide exclusive”, que significa que vas a modelar exclusivamente para ese diseñador pero a nivel mundial, eso significa que no puedes hacer desfiles de otros diseñadores a nivel mundial.


Después de la exclusiva que hice con Proenza en su show en Nueva York, me fuí de exclusiva a Milán con Prada, cosa que para mi fué super fuerte para mi porque me fui con la incertidumbre de saber si iba a trabajar con la marca o no. Siempre todo de la mano de mi mamá hasta que fui mayor de edad. Mi mamá siempre fue muy cool porque nunca fue metiche, supo siempre su lugar y fue muy prudente porque en realidad entendió que iba conmigo para apoyarme.


En ese entonces, aunque era trabajo, no lo sentía como tal. Me llegaban ofertas como ese viaje a Milán y yo pensaba “Me van a pagar el vuelo a Milán, obviamente aceptó”. Al final del día conocí muchas personas y descubrí muchos lugares trabajando. Eso a mi me daba más que el dinero, en ese entonces no necesitaba porque me seguían manteniendo mis papás y yo seguía yendo a la escuela. Sin quitar que está padre que te paguen bien.


H: Y entonces así despega tu carrera y se vuelve muy exitosa demasiado rápido. Empiezas a hacer shootings y campañas para diferentes marcas, cuéntame ¿cómo lo viviste?


M: Mis mejores años de carrera hasta ahora han sido los primeros. Principalmente porque no sabía, y cuando no sabes, todo es igual de emocionante y nuevo. Podría haber estado con la persona más famosa y con el mejor crew sin saber que eran los mejores. Hacía todos mis proyectos sin saber qué famoso era quién, qué marca era cual y eso creo que me hizo muy bien porque nunca hice diferencias de nada.


Podrían haberme puesto a trabajar con Beyoncé o con Justin Bieber y yo no hubiera sabido quienes eran. La vida me dio esa seguridad que venía de mi ingenuidad. Si yo hubiera sabido quién era Karl Lagerfeld, me hubiera puesto muy nerviosa, pero al no tener idea, para mi era como cualquier otra persona y esto creo que de alguna manera me hizo ser siempre una persona aterrizada y con los pies bien puestos en la tierra.


Fue muy padre también, porque fui poco a poco aprendiendo y a medida que iba avanzando iba conociendo y entendiendo un poco más a la industria. Hoy puedo decir que conozco la industria bastante bien, pero en 2016 cuando empezaba, no tenía ni idea, y fue muy padre y muy divertido ir descubriendo poco a poco.


Aretes: @carra____ / Collar: @ingratafortuna / Anillos: @carra____ & @ingratafortuna

H: Entonces después te vas de fijo a Nueva York y ahí empieza a cambiar un poco tu situación laboral ¿cierto?


M: Me ayudó mucho mi edad, seguía teniendo esta parte de ir a la escuela y tener cosas que hacer. Yo seguía teniendo las responsabilidades que tiene una niña “normal” y el modelaje era de alguna manera mi “hobby”. Era un contraste muy chistoso porque un día estaba en un shooting en Japón y al día siguiente tenía que irme a la escuela, entonces era algo que de alguna manera me daba mucho balance.


Y cuando me gradué de prepa, fue cuando me animé a dedicarme al modelaje full time, porque aunque parecía que ya lo hacía, la realidad era que todavía tenía otra parte de mi vida que no le pertenecía al modelaje. En mi cabeza, tenía un pie en Roma y el otro en casa de mis papás en Guadalajara.


Me mudé entonces a NY y estando allá, me enfrento conmigo misma, a vivir sola y a ver realidades de la industria que antes no me había dado tiempo de ver ni enfrentar. De repente me sentía súper sola. Pasé de llevar a mi mamá conmigo a todos lados, de repente estaba yo y mi alma con 18 años aceptando las consecuencias de las decisiones que como adulta había tomado.


Sobre todo creo que me sentía muy sola porque como modelo, no tienes trabajo todos los días y yo soy muy mala para el tiempo libre, no me gusta estar sin hacer nada y fue un cambio radical. De no tener nada de tiempo libre, estar viajando y siempre con cosas que hacer, a estar yo sola en una ciudad y con mucho tiempo libre en mis manos. De repente me vi obligada a parar.


H: Y estando en Nueva York te toca la pandemia ¿cierto? Te quedas atrapada y sola en Nueva York ¿Qué pasa contigo, con tus emociones y tu salud mental?


M: La verdad es que fue muy duro, pero hoy en día lo agradezco mucho porque también aprendí mucho más de lo que me hubiera dado el ser una persona extremadamente exitosa viviendo en Nueva York. Creo que lo que aprendí, hoy lo que me dejó lo puedo transmitir y mis prioridades tuvieron que cambiar después de eso.



Fue un golpe muy fuerte, porque fue la primera vez que experimenté ataques de ansiedad, desórdenes alimenticios. Fue para mí una lucha interna, principalmente porque me daba mucha pena pedir ayuda y no tenía a nadie encima de mi que se diera cuenta de que la estaba pasando mal. Todo esto encima del miedo colectivo que teníamos todos al principio del 2020 y la incertidumbre de no saber qué iba a pasar, cuándo íbamos a poder salir y cuándo iba a poder regresar a ver a mi familia.


H: ¿Cómo pides ayuda? ¿A quién le hablas para pedir ayuda? ¿Le hablaste a tu mamá? ¿Qué hiciste?


No te pierda la entrevista completa en nuestro podcast @BonitaInsideout




Transcripción: María Paula Zavala

#EnPortadaBJMX


GANADORES PREMIOS DE BELLEZA 2021.png

INSTAGRAM