• Ximena Cabello Lezama

Acné Vs. Acné Fúngico


Foto: Getty

Dentro del mundo del acné hay mil ecosistemas. Si ya probaste todo tipo de tratamientos para el cutis y aún así sigues teniendo granitos, esta nota es para ti. Puede ser que tus brotes no sean por razones hormonales, ni por la famosa bacteria que los ocasiona. Se puede tratar de un hongo. No entres en pánico beatuy. Aquí te explicamos todas las diferencias para que lo identifiques y corras con un profesional. No olvides siempre acudir con tu dermatólogo de confianza. Al final ellos serán los que te ayuden en el paso a paso, para tratar tu problema desde la raíz.


El acné fúngico no es como el que nosotros conocemos. Que es producido por cambios hormonales, sobreproducción de sebo y más. Sino que su origen es gracias a los niveles altos de levadura en la piel. Esto significa que la microbioma se ve afectada. Los folículos se inflaman y se desarrolla aún más en ambientes húmedos y calurosos.


Otra característica de este es que no sólo aparece uno, más bien está acompañado de varios y se son pequeños. Además de aparecer en el rostro, también hay brotes en espalda, tórax y pecho. Suelen dar una sensación de comezón, ardor constante.


¿Qué Puedes Hacer?

Lo más importante es acudir con un dermatólogo para que recibas el tratamiento adecuado. Unos pequeños consejos que pueden ayudarte es siempre lavar la piel, no usar prendas sucias y siempre bañarte después de hacer ejercicio para evitar la humedad en la zona.


Este hongo también puede aparecer en la piel del cuero cabelludo, es por eso que existen diferentes fórmulas de shampoos con antimicóticos que se encargan de regular la microbioma y controlan los brotes.




#BeautyTipsBJMX

GANADORES PREMIOS DE BELLEZA 2021.png

INSTAGRAM