• Fernanda Cabello

Guía Básica De Exfoliantes Químicos


Crédito: Claireplekhoff
Crédito: Claireplekhoff

La famosa exfoliación química es un paso indispensable en mi rutina. Me ha traído muchos beneficios como: mayor luminosidad, reducción de manchas, menos líneas de expresión, etc. Existen tres grupos de activos que nos ayudan a conseguir estos resultados. Los Alfa, Beta y Polihidroxiácidos. Cada grupo contiene ingredientes diferentes que resuelven varias necesidades de la piel. ¡Conócelos todos!


Alfa Hidroxiácidos

Trabajan en la superficie de la dermis. Son recomendados para pieles normales o secas ya que mejoran la hidratación. Aportan luminosidad, reducen los signos de daño solar, unifican el tono del rostro y disminuyen la apariencia de las arrugas. Tienen una gran función antiedad. Algunos de los ingredientes que pertenecen a este grupo son: ácido glicólico, láctico, málico y mandélico.


Beta Hidroxiácidos

Estos trabajan tanto en la superficie de la piel como dentro del poro. Son recomendados para cutis graso, normalo con tendencia acneica. Al ser solubles en aceite penetran con mayor profundidad, logrando limpiar todo el sebo de los puntos negros, las espinillas o los comedones. Tienen propiedades antibacteriales, desinflamantes y mejoran la textura del cutis. El más conocido es el ácido salicílico.


Poli Hidroxiácidos

Al igual que los AHAs y BHAs, también se encargan de limpiar y dar luminosidad. Hidratan y retienen la humedad en las diferentes capas de la piel. Son perfectos para prevenir aparición de líneas de expresión. La diferencia es que son ideales para cutis sensible, ya que se absorben de manera más lenta haciendo que sean menos agresivos en el rostro. Los encuentras como:

gluconolactona, galactita y ácido lactobiónico.




1.jpg

INSTAGRAM

LO MÁS NUEVO